Boceto de carroza del Entierro de la Sardina
[Barro policromado]
González Conte, Antonio

Antonio González Conte nació en la Murcia posmodernista que inmortalizaron pintores como Pedro Flores, Luis Garay, Almela Costa y Ramón Gaya. Se inició como caricaturista de El Liberal a los 17 años, y poco después comienza a trabajar en la fábrica familiar de juguetería de cartón, donde realizaba auténticas obras de arte. En 1943 presenta el diseño de su primera carroza para la Batalla de las Flores, por la que recibió el Premio de Honor. Éste podría considerarse el encuentro definitivo de su identidad como escultor efímero, como creador de la caricatura en mitología, que surcará espacios festeros de color y fantasía por las calles y pueblos de España. El arte de la carroza. Antonio González Conte no concebía la carroza exenta, sino dentro de su propio entorno, diseñado hasta el mínimo detalle. Los bocetos, realizados en acuarela o temple sobre papel, servían para ajustar su temática a una intencionalidad exagerada, que acentúan el colorido brillante y el atrevido emplazamiento de los motivos que la componen. Una vez abocetado, se modelaba en barro y se pintaba. Para la realización de las carrozas se utiliza un sistema de vaciado de molde con láminas de cartón o papel pegadas con engrudo (masa de harina y almidón cocidos en agua) y secadas al sol. Una vez secadas se pintan en blanco y finalmente se aplica el color.

Comentarios